viernes, 30 de noviembre de 2012

(CONTESTATARIOS) II















( CONTESTATARIOS )

- II -



Quebramos el cielo
y tuteamos a dios,
entre risas y versos enlodados
rescatados de todas las vilezas
que acuñaban nuestras biografías.
Éramos una voz elevada,
ni siquiera nada solvente
para los que suspendían el futuro
entre estadísticas de riesgo.
Nos dio por dejar de movernos,
conocida ya la vacuidad divina,
y pudrirnos juntos,  y distantes,
hasta que el hedor nos semejara. 

(Kabalcanty. 2012)

jueves, 29 de noviembre de 2012

CONTESTATARIOS





















- CONTESTATARIOS -


- I -



Fuimos sinfines de espinas
cuando decapitamos las rosas blancas.
Antes, nevadas de polvo, incipientes de moho,
se ofuscaban en primaveras múltiples
soportando la belleza prosaica
de la admiración difundida al paso
o la indiferencia del riego por aspersión.
Juiciosamente, nos zanjaron por pena capital,
muerte administrativa y veloz, feliz,
y nos sumieron en ánimas mordientes
adheridas a una corola de dardos
festejando alergias en nariz oportuna. 

(Kabalcanty. 2012) 

lunes, 26 de noviembre de 2012

GUARECIDO EN UN ATARDECER DE INVIERNO













GUARECIDO EN UN ATARDECER DE INVIERNO


El sol,
depositado como una espada
fatigada por la lucha,
goteando sangre
por su cutáneo filo,
se hunde por
entre antenas y cables.
Un momento indeciso
entre luces y sombras
revelando al éter
como bóveda sumisa
al abandono del éxtasis.
Se desdibuja el pájaro
rayando el carmesí.
Agonía de vuelos.
Las gentes,
las no claveteadas en sus casas,
oscilan torbellinos de pasos
dejando enrojecer la caspa
en una estela.
Barrunta el perro
su oportunidad en las basuras,
y el ebrio,
el despertar de las farolas.
Se va cosiendo la oscuridad
a las terrazas.
Apenas un suspiro rojizo,
membranoso de nube,
pulula en lontananza.
Ya murió.

(Kabalcanty. 1990)

martes, 20 de noviembre de 2012

EQUIPAJE






EQUIPAJE


Llevo dos trocitos
de tus labios,
palidez absorbida,
en una grieta de mi mano.
Cuando soledad arrecia,
los bebo abrazando
una grácil imagen
en un otoño mágico.


(Kabalcanty. 1990)

RECREACIÓN POEMA

video

domingo, 18 de noviembre de 2012

( Sin título)


                                               
                                                               (Imagen de Paolo Falb)





Tu imagen vaporosa, dios del humo,
esculpe la oscuridad infinita,
tosco agujero de grave lamento
sonando irredento e incalculable,
hasta vivirnos como reos creyentes.
Dejó de maldecirnos tu agonía,
tu propulsión a mostrarte carnoso,
y ahora tratas de invadir el vacío
que te engendró la noche del tiempo.

(Kabalcanty. 2012)

jueves, 15 de noviembre de 2012

TRES PINTURAS








TRES PINTURAS



(VAN GOGH)


Nace la luz derritiendo la forma,
duende palpitando,
descolgando el color de lo quedo,
recreando el rudo rasgo
en anímicas realidades,
densidad clarividente
equilibrada al borde del pincel.
Amarillo, azul,
anaranjado puro,
verde.

(TOULOUSE LAUTREC)


La nostalgia acurrucada en el lienzo.
Obsequia burbujas, risa, desenfreno,
capas, sombreros.
Se recrea el recuerdo,
acaso aureolado de capricho,
en el paladar.



(INGE  HUSSEL)



La ceniza de la infancia
revolotea en los yertos lagos.
El verdor               (yerba-árbol)
despierta olores distantes.
Tensando la fe en la quimera
del retorno al entorno solitario
por intemporales juegos,
por egos adormecidos,
visionarios de paz remota
(frágil cristal o celofán huidizo)
ansia inescrutable
a la mirada del ojo.

(Kabalcanty. 1990)

jueves, 8 de noviembre de 2012

LA BROMA TONTA





- LA BROMA TONTA -




¡Chuli Bob Esponja! Soñaba con él. Me dormí después de que papá, insistiendo mamá, comprara sándwiches en la gasolinera para la cena. Íbamos donde la abuela, como otros viernes por la tarde, al pueblo. Mis papás me contaron que murió, pero era su broma tonta; yo siempre la veía en la cocina o en el patio. No hablaba pero estaba allí. Como yo y ellos ahora. Esa tarde que cuento siguieron pesados engañándome. Desperté con un ruido grande que me movió atrás en el coche. Ellos se hicieron los dormidos y se echaron mermelada roja en la frente, la mismita con que mamá decora sus tartas, me di cuenta, y se hicieron los muditos sin mirarme. Como la abuela, como ahora. Lo supe cuando cogí a Bob y me sonrió con su cara amarilla. Dormían con los ojos abiertos, muy quietecitos, disimulando. Yo callada, diciéndole a Bob el secreto de la broma. Después llovió tantísimo que se me mojó el vestido de lunares. Antes de que la lluvia me mojara los labios, Bob se alejó de mí flotando, se reía. La abuela, papá, mamá y yo no hablamos, jugamos a caminar y a mirar, y lo mejor es que ya no voy al cole.


Kabalcanty. 1-10-2012

martes, 6 de noviembre de 2012

MADRID









MADRID

                    “....hilvanando vestidos para las sombras....”
(Benjamín Pèret)


-Alfa-


Trepó la enredadera por encima de los cuellos
desafiando hachas ensangrentadas,
yertas
en evolutivas pompas flotantes,
agarradas por las pinzas del humo
en la hormigonada atmósfera de la rutina.
                        Espitas,
                        libadoras de olvidos,
                        abarcaron bocas,
                        desdentadas por el viento del ventilador,
                        para ensoñarlas,
                        en los bostezos libres,
                        de manos llenas ambiciosas
                        de horas de goma
                        y billetes de doble fondo.
Hombros de vanguardia firme,
retaguardia archivada en los poros del tejido que los recubre,
hibernaron en el entrelazado de las aceras
a los semblantes torvoacontecidos
de la aguda opinión del grito,
estertorado
entre el margen del vaho de la soledad
y el hastío.



-Beta-


Fue la piedra
la sustancia empleada en el asentamiento
de la cabeza sobre los hombros del ciudadano.
De ella,
como pululantes larvas futuras,
líquenes funcionales crecen.


Se transparenta la esperanza,
derramando tictacs sobre la piel,
en una telilla visceral.

(Kabalcanty. 1991)


sábado, 3 de noviembre de 2012

AMANTE SONETO







AMANTE SONETO
(A María del Mar)

         “.....te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
               secretamente, entre la sombra y el alma.”
(Pablo Neruda)


Es amarte, con esta sequedad que escarchea
el liquen a la ventura de estáticos años,
como saberte empecinada dentro de una nuez.
Pintándote alas para que no te atrape


en la colmena de mis besos temblones,
nacidos en el síndrome incapaz de la ausencia.
Es amarte como dejar pedazos de carne
y rutilantes polvos de alma, pienso


sentado a la mirada en el recodo inescrutable
de una calle angosta y empinada. Advirtiéndote
de tu contorno, me permites seguir escribiendo.


Crujiendo tus labios en los míos como el pan,
como los últimos lamentos de la brasa,
como si tu amor tuviera algo de cierto.

(Kabalcanty. 1991)