miércoles, 19 de agosto de 2015

REFRACCIÓN INEXACTA








- REFRACCIÓN INEXACTA -





Ese soplo propicio, dulce,
y la pisada lejana de un neumático;
morir durmiendo el día,
sin recordar un sinfín de noches,
dejarse caer con levedad
o desvanecerse nunca siendo
el armazón impuesto
que se desangra en el bordillo.
Esa sombra que nos antecede
escapa entre los resquicios
de un volátil presagio
luciendo intermitente
entre la insistente resaca
que nos dilapida vitales.
Una arcada en eco
musicando un reducto
demasiado familiar,
una irreductible almena
levitando sobre la más absoluta
destrucción.
¿Escuchas ahora el reloj?
Tu corazón bombeando
los acontecimiento imparables
ante tu rostro metalizado
de puro estupor.
Apenas sirve tu carrera
para olvidar por completo
tu ombligo oblongo
por mucha ginebra purificada
embotando tu cabeza.
Al final, cuando todo sea
tan concéntrico como de costumbre,
sobre el proscenio arderá
el mismo cúmulo de cera
y las figuras crecerán sus carnes
con todo su lastre mundano.
Si ya comienzas a escuchar
el reloj
es que sigues muriendo
de nuevo,
lo mismo otra vez.
Lo tremendo,
lo que nos espanta
tras las figuraciones,
es besar la desolación
en unos labios entreabiertos.


© Kabalcanty


www.facebook.com/vertikales21


(Lienzo de Alex Stevenson Díaz)


lunes, 22 de junio de 2015

FLASHBACK 1978

- FLASHBACK 1978 - El verano es un olvido prolongado sobre la memoria asolada del laberíntico altillo.... http://fb.me/3Us0gVe3d

miércoles, 27 de mayo de 2015

NUMEN







- NUMEN -



"....Y canta, cantas por las noches parecida a la locura...."
                                                  (Leopoldo María Panero)



El reflejo de la noche en el charco
es una mentira que prevalece
sobre los envites de los autos.


La barra de un bar postrero
cuelga a la ramera musa
sonriendo desde su tatuaje
sobre el pezón.
La ginebra avala todos los dioses
desde la garganta a la cima de la lengua
como el ruido del corcho
circulando por la mente.
En el fondo del vaso urge pasión,
el impacto de una frase dolorida
que se diluye en la boca
con un acólito mutis protector.
Arrastrarse sobre perecederos mares
atropellando aceras y bordillos,
monigotes de barro repintados,
sueños descarriados asolados por crepúsculos;
el universo entero abigarrado
contra la cristalera del bar.
A la puta inspiración se le derrama
una lágrima de semen sobre el tatuaje
mientras se limpia las rodillas
del serrín de todos los egos.
Nadie inquieta a nadie
porque la espera es una muerte
adosada a los talones
latiendo en un decapitado segundero.


Al borde del último trago,
del poema que se enrancia en las entrañas,
una mirada al espejismo ebrio
que brota entre las nalgas de la noche.
El sonido de varias monedas
y el desplome irritado de un cierre
son una sobada fotografía
que embadurna la página en blanco.
Lo demás es una mentira
que prevalece grosera
sobre los envites de los autos.


©copyrightkabalcanty
www.facebook.com/vertikales21
(Fotografía de Maja Vuckovic)




miércoles, 6 de mayo de 2015

ESCRIBIR









- ESCRIBIR -

"La mayor parte de la escritura
se hace lejos de la máquina de escribir"
                                                                                               (Henry Miller)

Suena la salmodia
atravesada de sien a sien,
el vaso empañado de cerveza,
el pitillo requemado
al filo de la mesa,
la noche inmensa descansando
de tanta intuición baldía.

El papel presume despoblado
ante el bolígrafo yerto
y el segundero guillotina
los pies descalzos de la musa.

El escritor dormita ebrio
consonante con la página blanca
que desafió su esbeltez
hasta olvidarle al borde
del sueño vencido.

La hora pasa inadvertida
al ronquido de la garganta
encharcada en tinta,
un resuello acaparando
nigromantes que decapitan cuervos
sobre el blancor acendrado.

Desesperado,
traidor a todas sus sobriedades,
al alba escribirá contra sí mismo
como una súplica que purgue
sus ojeras de mortaja,
su incestuoso hado
copulando en sus labios
entreabiertos
con el esperma
que no tinta palabras.
A la luz del día
será un cautivo
que sólo viva
al eje de las sombras.

© Kabalcanty
(Fotografía de Hugh Kretschmer)













miércoles, 8 de abril de 2015

SUCEDIÉNDOME NOCTURNO







- SUCEDIÉNDOME NOCTURNO -



Degustaré la noche al vértice
de la leve luz de la esquina,
el sobresalto de conducirla doblándola
a la mansedumbre habitada de sombras
que me desvela calles transitas
exculpándome de su ciclo perpendicular.

Nubes presagiando cerveza,
cirros enconados de desobediencia,
hirviendo al luminoso de un bar,
desperdigando nalgas de musas,
agujeros acuñando saciedad
cual manantial al reguero de aceras.

Me inyecto sublime el alcohol
y la apoteosis curva la esquina,
la dilata hasta oscurecerla clara,
notoria, orillada al empuje de cloaca
que persistirá a todas luces
como huera alborada de placebo.

En un puño, sucediéndome nocturno,
acaso seré cadáver recostado al vértice
recitando babosas tan congraciadas
como cervezas presagiando nubes
urdiendo la humedad más desecada
tras el incendio asolador de los mares.

Kabalcanty.copyright©

(Fotografía de Montse Morcate)

jueves, 19 de febrero de 2015

COMA







- COMA -

"... ruinas perdidas en lecho,
ya seco, de ciénaga enorme."
                                                                                                       (Miguel de Unamuno)

Bajo los pies todo es seísmo,
una algarada de cristales rotos
hincándose en la estrechez
de la firmeza,
un desmayo prolongado.
Huir besando bocas
con la urgencia del taladro
que será el prólogo de un llanto
almacenado bajo cualquier almohada.

Aguarda la mística de la ilusión
clavada en un ángulo del lienzo
como una velada apostilla
que cunde poco o nada.
La mediocridad es un común
que lacera sin hacerse notar,
un bufido de oxigeno viciado
derramando barro
sobre la nieve caída ayer.

Sobre el lecho, el sueño más vil
es orgasmo en torrente;
los párpados apretados
entre densidades asfixiantes,
noches espectrales,
frío,
esquirlas rasgando la garganta,
sueños
enfermizos que reviven
sin que nada tiemble.

Kabalcanty.copyright©2015
(Fotografía de Noell Oszvald)