miércoles, 30 de octubre de 2013

PESO MUERTO






EL PESO MUERTO



Jugueteando con el ordenador,
siento que mis espaldas ceden
con la mirada de mi hijo.
Espía la aduana de mi calva,
mi cuello largo y sudoroso,
mis hombros desvencijados
que yergo para protegerme.
No deseo transparentar mi derrota
y le distraigo con una broma,
pronta, tópica y manoseada,
que él acoge sonriente
en un esfuerzo de sensibilidad.
Me muevo lo justo al teclear,
no sea que la espora,
dueña de mi aire trasnochado,
deje entrever su cola
y le siembre de interrogantes
que entrecrucen su ceño;
que no me atisbe zigzaguear
reclamando el oxigeno
que me gana,  la maldita.
Pido que me vea como siempre,
sin sospechar de mi flaqueza,
erguido sobre mis piernas
y caminando sin vacilar
sobre el liquen del precipicio.


Kabalcanty.copyright©

lunes, 28 de octubre de 2013

CITA





CITA



En la habitación el aire estaba viciado, pero nuestras jarras de cerveza, sobre la mesa, una junto a la mano del otro, velaban nuestra supervivencia como si nos hubiesen atado a un poste en el ojo de un tornado.



Ocasionalmente, cuando dejábamos de beber, y después, cuando meditábamos sobre el trago, hablábamos de naderías, de espantos galácticos o de futbolistas que nos ocuparon hueco entonces.



Nuestras ropas parecían distanciarnos, sin embargo conferimos una facultad al momento que le fundía en una horizontalidad que al tiempo espejeaba y nos confundía en lapsus que soportábamos.



Tal vez deseábamos de verdad tenernos lejos, dejar que una voluntaria ignorancia nos ataviara al gusto de la indolencia y que las posibles preguntas no caminaran más allá de donde marcaba la alambrada de espinos.



Las palabras se escurrían garganta abajo, todo para que nuestra boca, con los labios apostados en nuestro cogote, se plasmara en una mueca que no nos inquietara.



La habitación, ahora que lo pienso, no sólo contenía impurezas: voces altisonantes y un desacorde tintineo de platos rodeaban nuestras encorvadas figuras que contemplaban la llovizna con la frivolidad de la segura sequedad.



Normalmente nos íbamos a otro cuarto o paseábamos, mientras nuestras sombras volvían a casa galopando, fatigadas del desánimo que le infundía la pereza de nuestras manos cuando, a hurtadillas, las pellizcábamos para que mudaran de postura.



Al fin, dándonos los parabienes por la nueva cita superada, nos desdibujábamos en segundos como si un chasquido nos reclamara y se regodeara con fiereza, y entonces, sólo entonces, cuando acudían las ganas de llorar, pero de llorar con ímpetu, con desgarro, inconsolablemente, hincado de rodillas, golpeando un muro inamovible y que con los nudillos de las manos laminara cielo y tierra como cuchillas impiadosas. 



Kabalcanty.copyright©

domingo, 27 de octubre de 2013




Me desvelo y fumo
para disipar ausencias.
Una soledad polar
me arropa indeseada,
y seductora, al cabo,
siendo la noche
un  silente vahído
que me reclina víctima
de mi propio crimen.
Pensar y pensar
siempre en el borde,
en el desmayo urdido
en la apatía del sueño,
el telón sobre la ventana,
el globo de la farola
como cutis de la Luna.

Me desvelo y fumo
vernáculo de ceniza charol
que comienza a teñirme
la planta de mis pies.

 Kabalcanty.copyright©


viernes, 25 de octubre de 2013

DE ILUSIONES

DE ILUSIONES



De un jirón en el perchero
cuelga la ilusión inmaculada,
la lozanía de titanio
que endomingamos altivos
cuando el cutis no juzgaba.
Con agua de lluvia la regábamos
y con Channel de Hollywood
la teñíamos olfatoria.
Su desnudez nos cautivaba
en la cola del humo
que portaban el escudo
de las naves que botábamos
apretando los párpados.
Le quitábamos el polvo vetusto
con mimosos soplidos
y la repintábamos afanosos
cuando la edad lo requería.
Un día, confundido entre otros,
extraviado entre demasiados,
la colgamos en el desván
y la cubrimos con otro nombre
para olvidar el olvido.
Allí oscila, sequerosa,
al vaivén de la polilla,
desfamada, sin afeites,
ninguneada y sola.


Kabalcanty.copyright©

jueves, 24 de octubre de 2013




Embelesados mirábamos el destino,
un juego sencillo que amanecía constante
como una esperanza seductora.
Al alcance, se velaba y desvelaba
entre un silbido melódico de viento
y un aroma reciente de mar.
Asentimos y dimos dos pasos
tumultuosos, atronadores, audaces,
resonando entre el paisaje
hasta sacudirlo con levedad.
En seguida se escuchó un portazo
y cuatro vueltas de llave
apresuradas.

Kabalcanty.copyright©


lunes, 21 de octubre de 2013

CERC/ ANA






- CERC/ANA -


Recorro tu desnudez
en todos esos momentos
que el viento doblega mi vello,
cuando la noche predice,
en tu cabello que me renace
de la trasera del inhóspito día,
que tú eres mi boca,
boca de bocas, amor,
beso de bocas en nosotros,
nuestras bocas besadas
por una carpa de labios
que acampan nuestras horas,
que rubrican las alturas
ensalivadas de lujuriosas gotas.

Amor.

Kabalcanty.copyright©

viernes, 18 de octubre de 2013




¿Se acabaron los inviernos?
¿La nieve es ensoñación en crisis?
¿Sólo somos evanescente recuerdo?
¿Qué cortina nos decapita?


Caracola sobre el pavimento,
insonora,
mientras el tráfico
urge al semáforo en rojo
esperando la respuesta
que conocemos equívocos,
nosotros, ustedes,
complacientes resentidos.

Kabalcanty.copyright©




jueves, 17 de octubre de 2013

COSTUMBRE




COSTUMBRE



Cómo pasan los días
cuando deseas mimarlos.
Cómo la oscuridad se amuralla
cuando de luz disfrutamos.


Cómo la trama del ser
nos enjuga lo que amamos.
Cómo la tristura comienza
con lo que tuvimos prestado.


Cómo el sinfín de las llagas
que nos penden al costado
fueron fortalezas heráldicas
que, sin ver, descuidamos.



Kabalcanty.copyright©

miércoles, 16 de octubre de 2013




Miro esta mentira mundana
enfangado en lo cotidiano hasta las cejas.
Una risa, un apretón de manos,
un abrazo soslayando el reloj,
el hollín de las promesas
tostando un ápice de claridad,
un beso plegado retorciéndose
bajo la puntera de un zapato,
un cielo vítreo y desmantelado
mostrando los despojos de los dioses,
un sol catapultando flechas,
aquella ventana rota vertiendo
otro paisaje quebrado.........


Escucho voces (la mía propia, irreconocible)
y acabo deshojando margaritas cobrizas
con millones de pétalos de cuarzo.
Después vendrá otro día,
y otro y otro y otro.

Kabalcanty.copyright©


MOVIMIENTO "POETAS VERTIKALES 21"







martes, 15 de octubre de 2013

LOS QUE FUERON AMORES




- LOS QUE FUERON AMORES -



Fuisteis barro sin molde
porque no fuisteis terrenales
cuando os convoqué en soledad,
amadas hasta el límite,
en lámina de viento besadas,
suscritas a mi precipicio.
Amores, amores cohibidos,
nombrados en un verso huido
que nunca fue palmatoria
encelada de labios,
si monólogo frente al ventanal,
sacudiendo su caspa el otoño
como una incierta estela
que os desvestía invernales.


Estatuas de sal intrincadas,
dejasteis mi sed
a merced de todos los buitres
que anidaron en mis folios vacíos.
Turgentes figuras de humo,
fumadas con todas mis sombras,
mortificando mi sueño inviable
con el insomnio que decía amanecerme.
Fuisteis ecos que me consumieron
porque jamás pude tocaros,
distantes, plenas en mis silencios,
corristeis ante mí camufladas
y os reísteis descaradas
al primer recodo plausible
que os resonó sin desearlo.


Confundidas en el cajón de mis desenfrenos,
os venero, calamitosos amores,
cuando el tiempo me acarrea distancias
donde yacen vuestros cadáveres,
incorruptos hace cien años.


Kabalcanty.copyright©

viernes, 11 de octubre de 2013

VERSOS EN SUCIO





VERSOS EN SUCIO



Qué feos os mostráis,
versos de ribetes sucios,
con el carmín del tachón,
la torpeza de mi puño,
el frac hecho un guiñapo
y tus límites espurios.
Apoltronados cual garabatos
en la piel solicita del folio,
sin motivo os derrumbáis,
de la musa desviáis focos,
y os troncáis tupida prosa
vertida en un mar de lodos.
Mas volvéis sibilinos,
a la grupa de una manada
de reverberos lapislázuli,
para organizar la trama
que os festeje impresos
tras el umbral de la pantalla.


Kabalcanty.copyright©






Tus labios perfilados
mellaban el vaso.
Una humareda profunda
en el postrero bar
y tu saliva distante,
encajada en el vidrio.
El deseo, el instante
arrebatador meneándose
en el guiño menguado,
cada vez más austero,
del luminoso.

Kabalcanty.copyright©


miércoles, 9 de octubre de 2013

MIGRACIÓN QUEDA






MIGRACIÓN QUEDA



Migraría hacia otros lugares
si es que supiese que esta presteza
que almidona al discurrir,
funde al gusto en un sorbo
que viaja raudo al esófago
o dictamina las emociones
sobre brasas de larga cola.
Migraría, si el lugar existiese.



Si el tiempo me fuera favorable,
la onda del charco labrara versos,
el beso dormitara en mi axila,
el fuego purificara mis dudas
o las voces no interfirieran
el quejido de las hojas muertas.
Migraría, si el lugar existiese.



Si las promesas tuvieran sentido,
la fragancia de tu sexo aliviara
mis largas noches en blanco,
el río reflejase mi sombra
irisando lo atrás dejado,
si las manos fuesen ramas.
Migraría, si el lugar existiese.



Si no fuese en soledad,
si la campana ahogara victorias,
si mi vuelo tuviese alas,



si mi norte figurase en mapas,
si confiase en el pálpito
que se pudre en el rincón.
Migraría, si el lugar existiese.



Kabalcanty.copyright©

ALEGRÍA


El Equipo de administradores bajo la dirección de el Coordinador Rene Garcia Ibarra, tenemos el grato placer de presenta al :
Poema de la Semana:" Alegría"
Autor: Manuel Jesús Gonzalez

Felicidades Poeta

martes, 8 de octubre de 2013

MANIFIESTO MMXIII






- MANIFIESTO MMXIII -

"... Estas ruinas, estas piedras mohosas
sostenidas por la garra discreta de la yedra..."
(Poema X de "Edgar en Stephane", Félix de Azúa)



Es una garra de piel de cordero,
impune, con la confianza del hábito,
que nos revienta las quimeras,
nos afea nuestro hueco de realidad,
nos teje y desteje como cómplices
de un mercado apocalíptico de hienas
que ríen cuando fomentan llanto
y huyen sus lágrimas
revalorizando sus risas.
Olvidadme en vuestro féretro,
aves de mal agüero,
me quedo desierto con la canalla,
con este sobrante bajo la bota,
sin estercolar vuestra tierra
ajena a nuestra gloria rastrera.

Kabalcanty.copyright©







lunes, 7 de octubre de 2013




Mentabas la soledad como un destino
que te urgió en un incierto cruce,
un irremediable destierro
donde siempre habitaría la borrasca
para atormentarte de recuerdos.
No decías que untaste tu mirada
de óleo escarlata, ni que anduviste
estrujando pipas de girasol
tras el sueño dorado de una vacía,
la panacea aleatoria y recurrente.
Andabas, como de costumbre,
estático en tu sillón, fósil,
frente al televisor y a medio vaso
de ginebra barata
y con el disecado halcón empolvado
gravitando tus cabellos sobre la estantería
como custodiando a un muerto prematuro
embalsamado en sus raídos recuerdos,
al solitario al fin.

Kabalcanty.copyright©



viernes, 4 de octubre de 2013




Me preguntaste antes de morir
(era una noche detenida
rondándonos abandonados
como si fuésemos únicos)
entre la vorágine que imaginábamos
multicolor y plena de respuestas
con un hilo de voz
que antes gorgoteaba en tu pecho.
Contesté con una mirada al infinito
(el túnel azulado del pasillo
que desveló la enfermera)
y te supuse habitando
el frenesí de una loca velocidad
que nunca tendría meta.

Kabalcanty.copyright©