miércoles, 19 de agosto de 2015

REFRACCIÓN INEXACTA








- REFRACCIÓN INEXACTA -





Ese soplo propicio, dulce,
y la pisada lejana de un neumático;
morir durmiendo el día,
sin recordar un sinfín de noches,
dejarse caer con levedad
o desvanecerse nunca siendo
el armazón impuesto
que se desangra en el bordillo.
Esa sombra que nos antecede
escapa entre los resquicios
de un volátil presagio
luciendo intermitente
entre la insistente resaca
que nos dilapida vitales.
Una arcada en eco
musicando un reducto
demasiado familiar,
una irreductible almena
levitando sobre la más absoluta
destrucción.
¿Escuchas ahora el reloj?
Tu corazón bombeando
los acontecimiento imparables
ante tu rostro metalizado
de puro estupor.
Apenas sirve tu carrera
para olvidar por completo
tu ombligo oblongo
por mucha ginebra purificada
embotando tu cabeza.
Al final, cuando todo sea
tan concéntrico como de costumbre,
sobre el proscenio arderá
el mismo cúmulo de cera
y las figuras crecerán sus carnes
con todo su lastre mundano.
Si ya comienzas a escuchar
el reloj
es que sigues muriendo
de nuevo,
lo mismo otra vez.
Lo tremendo,
lo que nos espanta
tras las figuraciones,
es besar la desolación
en unos labios entreabiertos.


© Kabalcanty


www.facebook.com/vertikales21


(Lienzo de Alex Stevenson Díaz)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada